Ambroise Paré: un cirujano ejemplar

Las guerras proporcionaron una amplia experiencia a los cirujanos que trabajaban al servicio de los ejércitos. Uno de los mejores del Renacimiento fue el francés Ambroise Paré (1509-1590), que revolucionó la atención a los heridos.

Si antes el médico de campaña se limitaba a amputar miembros inservibles y cauterizar heridas con planchas calientes o sellándolas con aceite de saúco hirviendo, Paré descubrió técnicas que mitigaban enormemente el dolor, mejoraban la cicatrización de las heridas e impedían la infección, además de facilitar el uso de las prótesis, lo que mejoró notablemente la calidad de vida de los soldados mutilados.

Más información sobre el tema en el artículo Salvar vidas en los tiempos de muerte, escrito por de Fernando Cohnen. Aparece en el último monográfico de MUY HISTORIA, dedicado a los hitos de la medicina.

Etiquetas: historiasalud

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar