Almirante prevenido

2guerra-mundialLo mismo que hubo líderes militares cuyas decisiones desembocaron en grandes victorias, también los ejércitos fueron dirigidos por grandes ineptos que con su actitud provocaron desastres y derrotas. En la Segunda Guerra Mundial, el almirante italiano Gino Pavesi ofreció un ejemplo patético cuando las tropas aliadas se preparaban para tomar la isla siciliana de Pantelaria.A pesar de que estaba muy bien fortificada, a base de muros y túneles subterráneos, la defendían más de once mil hombres bien pertrechados y disponía de un centenar de baterías costeras, Pavesi rindió la plaza sin disparar un solo tiro. La razón esgrimida fue que la isla no disponía de agua, pero los británicos encontraron cisternas llenas de este precioso líquido cuando entraron en ella. Dicen las malas lenguas que la verdadera causa fue que el almirante, de 70 años, acababa de casarse con una joven de 25 y no estaba dispuesto a estropear su luna de miel empeñándose en una defensa a ultranza de incierto resultado. El único contratiempo sucedido en la toma de Pantelaria fue el mordisco que un burro arreó en la mano a un soldado inglés.


Más información sobre el tema en el artículo Hitos de la incompetencia militar, escrito por Jesús Hernández. Aparece en el último monográfico de Muy Historia, dedicado a los guerreros de todos los tiempos.

Si quieres conseguir este ejemplar puedes encontrarlo en tu kiosco entre mayo y junio de 2012, solicitarlo a través del mail suscripciones@gyj.es o descargártelo en tu tableta a través de las aplicaciones de Zinio o Kioscoymás.

 

Etiquetas: historia

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar