Algunos suicidios de libro

Ernest Hemingway, Yukio Mishima, Larra, Virginia Woolf... En muchos casos su trágico final ayudó a que se convirtieran en leyenda. No fueron los únicos, pero las historias de estos escritores malogrados ilustran la crueldad del mundo literario y del desarraigo de vidas consagradas a la creación.

Aquí tienes uno de estos casos de suicidios muy literarios. Yukio Mishima se rajó el vientre (harakiri, o seppuku) y luego fue decapitado por un hombre de confianza. ¿Existía algún antecedente de este tipo de suicidio?

El escritor japonés mostró siempre fascinación por las muertes violentas: “El seppuku es la masturbación definitiva”, llegó a decir. En 1968 fundó una sociedad paramilitar con jóvenes para recuperar los valores tradicionales, deteriorados a su juicio por la derrota en la II Guerra Mundial. El 25 de noviembre de 1970, Mishima y cuatro seguidores secuestraron a un general en su despacho. El novelista exigió que los soldados escucharan su arenga, recibida con insultos y burlas. Tras el desprecio, Mishima se  preparó para su torpe suicidio ritual.



Otros nueve escritores suicidas en el artículo escrito por Francisco Jódar. Puedes leerlo en el número 382 de MUY INTERESANTE.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: historialiteratura

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar