A lanzazos con el dientes de sable

Un nuevo análisis de viejos restos fósiles revela que los Homo heidelbergensis ya podrían haber cazado a estos grandes felinos primitivos.

Nuestros ancestros de la Europa Central de hace unos 300.000 años lo tenían crudo. Entre las muchas amenazas a su supervivencia figuraban depredadores como el dientes de sable europeo, Homotherium latidens. Pero sabían defenderse, como sugiere el hallazgo de cinco dientes y un fragmento de hueso de ese animal en el mismo estrato del yacimiento alemán de la mina de Schöningen donde hace dos décadas se descubrieron lanzas de madera de esa época.

 

Los investigadores, liderados por el paleontólogo Jordi Serangeli, de la Universidad de Tubinga, en Alemania, creen que esos humanos primitivos –probablemente Homo heidelbergensis usaron las armas para librarse de un dientes de sable.

 

Lo aprovechaban todo. Los restos corresponden a dos ejemplares de ese temible carnívoro prehistórico, que toma su nombre de sus grandes colmillos y podía pesar alrededor de doscientos kilos. El hueso –un húmero– tiene un gran valor científico, ya que muestra signos de haber sido usado como herramienta para hacer útiles de piedra.

 

Imagen: El hueso y los dientes hallados en el yacimiento alemán. Crédito: V. Minkus / NLD

 

Si quieres leer más información sobre el tema, se encuentra en la sección Prisma, en el número 415 de Muy Interesante. 

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: animaleshistoriaprehistoria

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar