2017: llega la sangre artificial

En dos años, el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) comenzará a probar en seres humanos sanos sangre producida en laboratorio.

Para obtenerla, los científicos emplearán donaciones de células madre de adultos y del cordón umbilical de recién nacidos. El objetivo es conseguir una sangre universal que ayude a tratar a las personas que necesitan transfusiones regulares –afectados de talasemia y otros tipos de anemia, por ejemplo– y a los pacientes con grupos sanguíneos poco comunes.

 

Las primeras pruebas se realizarán con pequeñas cantidades de sangre –de 5 a 10 mililitros– para descartar posibles efectos adversos y estudiar el tiempo de supervivencia de los glóbulos rojos sintéticos en el organismo. Si todo va bien, el siguiente paso será la producción para uso médico, aunque no hay un plazo definido para hacerlo. Además de representar una esperanza para muchas personas, este avance es el primer paso para conseguir una fuente inagotable y segura para las transfusiones sanguíneas.

 

Información aparecida en la sección de Prisma, con toda la actualidad científica, en el número 412 de Muy Interesante.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 

Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar