¿Cómo se mueven las serpientes?
El avance ondulatorio es el más común y el que permite a las serpientes una mayor velocidad. Para ello, el animal contrae sus músculos con el fin de generar una serie de ondulaciones que le permiten avanzar. En el movimiento longitudinal, las grandes serpientes emplean sus escamas abdominales para aferrarse al suelo y moverse en madrigueras estrechas. En el de acordeón, los reptiles contraen y alargan sus músculos como un muelle. El menos común es el lateral, en el que el animal levanta del suelo el cuerpo en espiral mientras se mueve lentamente. La velocidad más alta registrada por una serpiente es de 13 km/h, aunque muy pocas consiguen alcanzarla.

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.