¿Cómo se formó el Teide?

El origen del Teide, el pico más alto de España, ha estado siempre sujeto a debates entre los científicos, que proponían varias hipótesis para explicar cómo se formó este impresionante volcán. Repasamos un estudio que arroja luz sobre el misterio y que revela, además, que el Teide se formó en tan solo 40.000 años.

Quienes hayan tenido la suerte de pasear por el Parque Nacional del Teide habrán disfrutado, no solo de la enorme riqueza biológica que alberga este espacio, sino también del espectacular monumento geológico que supone el volcán.

Con sus 3.718 metros de altura sobre el nivel del mar, se trata del monte más alto de España y del tercer volcán más alto del mundo.

El estudio que hoy revisamos fue publicado en la revista Geomorphology, y realizado por un equipo internacional de científicos liderado por Vicente Soler, investigador de la Estación Volcanológica de Canarias (IPNA-CSIC). Los resultados del trabajo confirman una de las teorías sobre el origen del Teide, según la cual un deslizamiento geológico desde el norte de la isla de Tenerife hasta el mar provocó una gran depresión que se fue rellenando de materiales hasta formar lo que hoy es el pico más alto de nuestro país. La zona está ahora rodeada por paredes verticales – a excepción de la parte superior – que "serían la cicatriz provocada por aquel gran deslizamiento", según confirmó Soler a la agencia SINC.

Para llegar a estas conclusiones, los científicos analizaron un centenar de muestras de las primeras lavas emitidas tras el deslizamiento, que según la datación se produjo hace 180.000 años. Los resultados revelaron que el nuevo volcán de las Islas Canarias se empezó a formar hace 120.000 años. El grueso del relleno del valle de Icod, que sirve de base al estratovolcán, se produjo en un periodo de 40.000 años, una cifra que, aunque nos parezca mucho tiempo, "a escala geológica se trata de un intervalo muy corto", explicó Soler.

Rocas milenarias en el volcán


Además, los investigadores realizaron estudios de datación sobre las rocas que conforman el volcán para saber, por ejemplo, cuanto tiempo tardaron los magmas, originalmente basálticos, en evolucionar hacia otro tipo de materiales. Desde que comenzó su formación, los magmas se han ido diferenciando para formar nuevos materiales. Por ejemplo, en la Montaña Blanca se encuentra piedra pómez de una erupción que ocurrió hace tan solo 2.000 años.


¿Cómo conocer la edad de una roca? En este estudio, "se ha deducido por la relación de su contenido en potasio y en argón, ya que la cantidad de los dos elementos químicos es proporcional al tiempo transcurrido desde su enfriamiento", indica Soler.

Etiquetas: geologíavolcanes

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS