Unos crustáceos podrían alterar las corrientes marinas

Los movimientos de unos pequeños crustáceos conocidos como artemias –miden entre 3 milímetros y un centímetro y medio de largo según su especie y fase vital– podrían influir en la circulación de los océanos a escala global, quizá tanto como los vientos y la Luna.

 

Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de bioingenieros e ingenieros mecánicos del Instituto Tecnológico de California que ha estudiado el modo en que se trasladan estos artrópodos.



Según destacan en un artículo publicado en la revista Physics of Fluids, las artemias viajan en grandes grupos. Cuando cae la noche, se aproximan a la superficie, mientras que durante las horas diurnas, se sumergen a mayor profundidad. Los investigadores utilizaron haces láser para manipular los movimientos de estos animales en un tanque de agua y grabaron sus desplazamientos con cámaras de alta velocidad.

 

Así observaron que cada crustáceo por sí solo apenas generaba una mínima corriente descendente, pero cuando lo hacía junto con otros especímenes, la que se originaba era mucho más intensa que la suma de las que creaba cada uno de ellos por separado.



John Dabiri, experto en sistemas de propulsión biológicos, que ha participado en el estudio, señala que una masa de estos animales en movimiento origina a su paso fuertes corrientes, hasta tal punto que llegarían a alterar las de los océanos y afectarían a la distribución de la sal, los nutrientes e incluso el calor en los mismos, y con todo ello, al clima. En este fenómeno, sospechan, participarían igualmente otros pequeños organismos marinos.

 


Foto: Hans Hillewaert

 

 

Etiquetas: animalesnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar