Una inexplicable invasión de algas en el Atlántico Norte

Se trata de algas unicelulares que juegan un papel crucial en el ciclo del CO2.

“Algo extraño pasa, y está pasando mucho más rápido de lo que pensábamos”. Son palabras de Anand Gnanadesikan, profesor de la Universidad Johns Hopkins y coautor de un estudio que ha sido publicado en la revista Science.

 

Se refiere a la inesperada invasión de cocolitóforos –una variedad de algas unicelulares– en el Atlántico Norte, pues su presencia se ha multiplicado por diez entre 1965 y 2010. Aunque el calentamiento global podría influir en el boom de natalidad de esta alga microscópica, los científicos también creían que la acidificación de los mares consustancial al cambio del clima debería haber frenado su proliferación. Y ha ocurrido justo lo contrario, especialmente a partir del los años noventa.

 

El abultado censo de estos seres seguramente se debe al aumento en las emisiones de CO2, pero los científicos todavía no saben si buenas o malas noticias para los peces pequeños y el zooplancton a los que sirven de alimento. Lo que sí deja en evidencia es el desconocimiento actual de los ecosistemas oceánicos y su reacción al cambio climático. Tal vez sus efectos sean aún peores de lo que se creía hasta ahora. 

 

A William M. Balch, del Laboratorio Bigelow de Ciencias Oceánicas en Maine y coautor del trabajo, no le sorprende este fenómeno, ya que los cocolitóforos se han hecho fuertes en otras épocas de calentamiento global y altos niveles de dióxido carbónico. A largo plazo, estas criaturas juegan un papel fundamental en el ciclo del CO2, ya que lo acumulan en sus características placas de carbonato cálcico.

 

Los datos se basan en el análisis del Continuous Plankton Recorder, un estudio de origen británico que se dedica a medir los niveles de plancton en los océanos desde los años 30 en el Atlántico Norte y el mar del Norte.

 

Etiquetas: naturalezaocéanos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar