Una erupción de un volcán en Islandia interrumpe el tráfico aéreo

erupcion-islandiaUna enorme nube de ceniza procedente de un volcán en Islandia convirtió ayer los cielos del norte de Europa en una zona no apta para volar, dejando a cientos de miles de pasajeros en tierra. El volcán comenzó su erupción el miércoles por segunda vez en un mes desde la parte inferior del glaciar Eyjafjallajokull, arrojando a la atmósfera una nube de ceniza de entre 6 y 11 kilómetros que se propagó al sureste durante la noche.

La organización de seguridad aérea de Europa ha explicado que la interrupción podría durar al menos dos días más. No se trata de una cuestión de falta de visibilidad. Este tipo de ceniza esta formada por pequeñas partículas de polvo "altamente abrasivas" que pueden afectar el funcionamiento de las turbinas de los motores de los aviones. Además, absorbe fácilmente el agua, lo que puede causar cortocircuitos y estropear los componentes electrónicos. Según los expertos, el efecto de volar con estas cenizas equivale atravesar un "chorro de arena a 800 kilómetros por hora".

Imagen de satélite

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha difundido una fotografía tomada por el satélite Envisat en la que se puede distinguir "la vasta nube volcánica moviéndose a través del Reino Unido desde la erupción en Islandia, a más de 1.000 kilómetros de distancia". "La ceniza, que puede contemplarse como una gran veta en la imagen, se arrastra de oeste a este a una altura de unos 11 kilómetros sobre la superficie de la Tierra", indicó ESA en un comunicado.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar