Un 'supergen' salva la vida de muchas mariposas

Las mariposas comunes pueden ser un blanco fácil de los depredadores de insectos. Sin embargo, gracias a un nuevo estudio dirigido por científicos del Centro Nacional de Ciencias Biológicas de la India y la Universidad de Chicago (EEUU) se ha descubierto que el gen que controla el género y las diferencias sexuales en los insectos, el llamado doublesex, es el “culpable” de una habilidad de supervivencia increíble: permite a ciertas mariposas imitar los colores y las estructuras de las alas de otras especies tóxicas, que mantienen a raya a los depredadores gracias a sus vivos colores.

 

Esta interesante habilidad, que se conoce con el nombre de mimetismo batesiano y que es empleada por muchas especies en la naturaleza (moscas, mariposas, serpientes e incluso plantas), no se había relacionado aún con este gen, lo cual ha supuesto un gran descubrimiento dentro del mundo de la entomología. La investigación, que ha sido publicada en la revista Nature, aclara, por tanto, que el gen “doublesex” mejora la supervivencia de muchas mariposas.

 

El mecanismo del mimetismo batesiano funciona de una forma muy sencilla: una especie inofensiva se asemeja a otra peligrosa (por su toxicidad y colores) o repugnante (por su sabor) consiguiendo eludir a los depredadores, ya que estos asocian estas características como una señal de alerta o de experiencia previa negativa.

 

Los investigadores llegaron a tan sorprendente descubrimiento tras secuenciar los genomas de 30 mariposas diferentes, que fueron divididas en miméticas y no miméticas. Una vez hecho, buscaron correlaciones entre estos genes en particular y el patrón de las alas, conduciendo a la conclusión de que el gen “doublesex” estaba asociado en ambos extremos.

 

Etiquetas: genética

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar