Un abuelo de los cocodrilos fue el mayor depredador antes de los dinosaurios

Un ancestro de los cocodrilos recientemente descubierto, llamado Carolinensis Carnufex, fue el principal depredador en América del Norte antes de que los dinosaurios llegasen al continente.

 

Carolinensis Carnufex medía casi tres metros de altura, vivía en el suelo, caminaba sobre las patas traseras y para alimentarse cazaba presas reptiles blindados y parientes de mamíferos primitivos de los ecosistemas entonces existentes en lo que hoy es Carolina del Norte.

 

El descubrimiento se debe a paleontólogos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y el Museo de Ciencias Naturales de ese estado norteamericano, que recuperaron fragmentos del cráneo de Carnufex, de la columna vertebral y la extremidad anterior superior de la Formación Pekín en el condado de Chatham. Dado que el cráneo estaba hecho pedazos, no era fácil imaginar cómo habría sido al completo.

 

Para obtener una reconstrucción, los expertos escanearon cada uno de los huesos con las últimas tecnologías de imagen y crearon un modelo tridimensional del cráneo reconstruido, basándose en otros más completos de parientes cercanos que incluyeran las piezas que faltaban.

 

La Formación Pekín contiene sedimentos de hace 231 millones de años del inicio del Triásico Tardío –el Cárnico–, cuando la actual Carolina del Norte era una región ecuatorial húmeda y cálida que empezaba a separarse de Pangea.


Según Lindsay Zanno, profesora de investigación en la Universidad de dicho estado, directora del Laboratorio de Paleontología y Geología y autora principal del hallazgo, los fósiles de este periodo son clave, ya que muestran la aparición más antigua de cocodrilomorfos y dinosaurios terópodos, dos grupos que se desarrollaron en el Triásico y han sobrevivido hasta nuestros días en forma de cocodrilos y aves: "El descubrimiento de Carnufex, uno de los primeros y mayores cocodrilomorfos, aporta nuevos datos al debate sobre los principales depredadores terrestres en Pangea".

 

Entre los depredadores típicos de Pangea estaban los enormes rauisúquidos y los feroces Poposauroidea, primos de antiguos cocodrilos que se extinguieron en el Triásico. En el hemisferio sur, "estos animales cazaban junto a los dinosaurios terópodos primitivos, y había una gran concentración de una de depredadores", dice Zanno. El hallazgo de Carnufex indica que en el norte, los cocodrilomorfos de cuerpo grande, no los dinosaurios, se fueron sumando los principales nichos de depredadores, aumentando la diversidad en estos.

 

Así que los primeros ancestros de los cocodrilos se encontraban entre los que competían por los mejores cotos de caza antes del reinado de los dinosaurios en América del Norte. A medida que el Triásico llegaba a su fin, la extinción diezmó a muchos de estos depredadores y solo los cocodrilomorfos de cuerpo pequeño y los terópodos sobrevivieron.

 

Imagen: Jorge Gonzales

 

Etiquetas: animalesdinosauriosnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar