Secuenciado el genoma del aye-aye

Por primera vez en la historia, un equipo de científicos ha secuenciado el genoma de doce individuos pertenecientes a tres poblaciones diferentes de de aye-ayes (Daubentonia madagascarensis), un tipo de lemur que vive solamente en la isla de Madagascar y que es considerado uno de los animales más extraños y fascinantes del mundo. Usa un diente incisivo, que se encuentra en continuo crecimiento, para carcomer la corteza de árboles muertos. Y a continuación se ayuda de un dedo fino y flexible para extraer del interior de la madera larva de los insectos, que es su principal alimento. Por lo tanto, este mamífero compite con los pájaros carpinteros por la comida. Es de hábitos nocturnos y bastante solitario, lo que habitualmente complica su estudio en libertad.

Los nuevos análisis realizados su ADN, publicados en la revista PNAS, revelan que las poblaciones humanas africanas y europeas actuales presentan una distancia genética inferior a la que existe hoy entre las poblaciones es de aye-ayes del norte y del este de Madagascar. Los investigadores sugieren que ambos grupos de lémures se separaron aproximadamente hace 2.300 años, más o menos cuando los humanos colonizaron la isla.

Se espera que estas investigaciones acerca del aye-aye contribuyan a la conservación de esta especie y de su biodiversidad, especialmente en estos momentos en que la destrucción de su hábitat en Madagascar se está produciendo a un ritmo acelerado. Además de que el hecho de que los nativos le consideren al aye-aye un animal poseído por espíritus malignos – debido a su aspecto enfermizo, sus grandes orejas, su extraño dedo intermedio y sus ojos saltones – contribuyen a que se les de caza y se acelere su extinción.

Etiquetas: biodiversidad

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar