Secuenciado el genoma de la trufa

trufaEl genoma de la trufa negra (Tuber melanosporum), un hongo subterráneo muy apreciado por su interés culinario que se desarrolla en asociación simbiótica con las raíces de ciertos árboles (encinas, robles y avellanos sobre todo), acaba de ser secuenciado en el Instituto Nacional de Investigación Agronómica en Champenoux (Francia).

La comparación de su ADN con el del hongo Laccaria bicolor revela que el genoma de la trufa es inusualmente pobre en genes pero rico en elementos genéticos móviles llamados transposones. Según los científicos, dirigidos por Francis Martin, el genoma de la trufa negra proporciona importantes conocimientos sobre el sexo y las frutas de los hongos, así como la evolución de las relaciones simbióticas entre éstos y las raíces de las plantas. Esto podría ayudar a fomentar su producción.

Un ingrediente con historia


La trufa negra o de Périgord , llamada por muchos el "diamante negro de la cocina", es un hongo con mucha historia. De olor intenso y picante y un sabor agradable, aunque ligeramente amargo, era degustada por los egipcios en la época de los faraones, que solían comerlas rebozadas en grasa y cocidas en papillote. Los griegos y los romanos les atribuían virtudes afrodisíacas más que gastronómicas. Más tarde, en la Edad Media, eran vistas como una manifestación del demonio debido a su color negro y a su aspecto amorfo, al lugar donde se encontraban (bosques de "brujas y hechiceros") y al hecho de ser afrodisíacas.

Etiquetas: ADNgenéticahistoria

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar