Se duplicará la mortalidad en Europa si no se combate el calentamiento

Si en 2014 la temperatura global subiera en Europa 3,5 ºC de media, tal como está previsto que ocurra en 2080, no solo se multiplicarían por siete las sequías y por tres las inundaciones, sino que se doblaría la mortalidad, según un estudio del Centro Común de Investigación (JRC) para la Comisión Europea. Los expertos han imaginado dos posibles escenarios, uno en el que se apliquen medidas contra el calentamiento global y se logre el objetivo de 2 ºC de aumento de la temperatura global media respecto al nivel preindustrial, y otro sin esas medidas y un aumento de temperatura de 3,5 ºC.

 

Para el estudio usaron modelos climáticos de simulación de evolución del clima de alta resolución y midieron los impactos en la agricultura, el transporte, la salud humana, el turismo y la energía. Para el economista Juan Carlos Císcar, coordinador del proyecto, los resultados apuntan a un aumento de las enfermedades y a una duplicación de la mortalidad prematura por los fallecimientos relacionados con el calor. Los investigadores también midieron el impacto socioeconómico por regiones: países nórdicos, Reino Unido e Irlanda, países del sur y Centroeuropa. La estimación apunta a que la productividad agraria va a disminuir un 10% de media en el conjunto de los estados europeos, pero el descenso sería aún mayor en las regiones del sur, donde podría alcanzar el 20%.

 

Además, aumentará la demanda de aire acondicionado en toda Europa, pero las naciones septentrionales ahorrarán en calefacción. Esto, en conjunto, se traducirá en una bajada global del consumo energético, aunque no será homogénea, puesto que en los países meridionales se consumirá más energía. Según el estudio, si el promedio global de subida de temperatura es de 3,5 ºC , en la península ibérica y otras zonas del sur subirá hasta 5 ºC o 6 ºC durante los meses de verano. En cambio, si se logra no rebasar los 2 ºC a escala mundial, el aumento en España y otros países mediterráneos no pasará de 1 ºC ó 2 ºC.

 

Por otro lado, los inviernos serán más lluviosos y los veranos mucho más secos, lo que multiplicaría por dos los incendios forestales. Las inundaciones podrían llegar a triplicarse, lo que conllevaría un coste de miles de millones de euros y muchas más personas afectadas, quizá el doble. La sequía podría extenderse a una superficie de 700.000 kilómetros cuadrados por año –más que España, cuya superficie total es de 505.000 kilómetros cuadrados–, y afectar a 140 millones de ciudadanos.

 

 

Etiquetas: calentamiento globalcambio climáticociencianaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar