Pronóstico global: saquen los paraguas

Un nuevo estudio confirma que el cambio climático está aumentando el nivel de lluvias intensas en todo el mundo, incluso en las zonas más áridas.

Era un debate abierto, incluso en las charlas de ascensor: ¿llueve más o menos en los últimos años?, ¿tiene algo que ver el calentamiento global? Pues según un trabajo publicado en la revista Nature Climate Change, parece que el clima se está volviendo, efectivamente, más húmedo; o por lo menos, de una forma más agresiva: “Hemos observado incrementos robustos y significativos de fuertes precipitaciones”, resume Markus Donat, climatólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) y director de la investigación. 

Hasta ahora, algunos modelos señalaban que en las zonas más secas estaba agravándose la aridez a causa del cambio climático, pero este estudio indica que incluso en esos lugares también llueve más debido al incremento de la humedad impulsado por el calor.

Donat y su equipo recolectaron los datos registrados en 11.000 estaciones meteorológicas entre 1951 y 2010. Así pudieron observar que tanto el volumen anual de precipitaciones como los máximos diarios aumentaron en las áreas más secas de Norteamérica, Australia y Asia. En las regiones húmedas ocurría algo similar, aunque el aumento era más moderado si tenían en cuenta el volumen anual de lluvias. Estos datos se correspondían con los modelos climatológicos: el aumento de la temperatura en el clima mundial conduce a más precipitaciones extremas.

También está en sintonía con otro estudio realizado por expertos del Instituto para la Investigación del Impacto Climático de Potsdam (Alemania) en 2015, donde se concluía que cada vez se producían más episodios de lluvias, a veces de consecuencias catastróficas, que batían los récords registrados por los meteorólogos. El tiempo se pone intenso, tengan los paraguas a mano. 

 

Etiquetas: calentamiento globalcambio climáticolluvianaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar