Pon una gallina en tu vida... para reciclar

Versalles (Francia) pone en marcha una iniciativa ecológica para la adopción de 400 gallinas que ayudarán a sus dueños a reciclar la basura orgánica.

También te puede interesar: Las gallinas sienten empatía

¡Manda huevos!, que diría el exministro Trillo. Porque el Ayuntamiento de la localidad francesa de Versalles ha propuesto a sus habitantes una original iniciativa: adoptar un par de gallinas que les sirvan para reciclar los desechos orgánicos que se producen a diario en sus hogares. De esta manera, pretenden evitar que dichos residuos terminen en los cubos de basura.

 

Según cuentan en su web los organizadores de esta iniciativa, cada gallina es capaz de ingerir al año unos 150 kilos de desechos; pero es que, además, estos contenedores con patas no solo ayudarán a reciclar a sus propietarios, sino que les proporcionarán una media de 200  huevos anuales. 

 

El sector público financia parte del coste de las gallinas, de manera que los que las compren solo deberán pagar 10 euros por el par de ejemplares. En este 2016, la operación ecológica se lleva a cabo entre abril y mayo y está limitada inicialmente a 200 hogares, es decir, a 400 gallinas.

 

Entre los requisitos que hay que cumplir para acoger a estas gallinas está el de ser residente en la zona, disponer de un jardín individual e instalar en él un gallinero, que tendrá que poder cerrarse por las noches para evitar que los animales se salgan o que depredadores, como los zorros, accedan a ellas. 

 

Asimismo, las familias deben comprometerse a cuidar bien de las gallinas: es decir, a mantener limpio el gallinero y a suministrarles agua y comida suficiente cada día. La mayor parte del alimento serán residuos de la cocina o de la jardinería, ya que las aves pueden alimentarse de pan seco, verduras (como hojas de lechuga), sobras de arroz, pasta, pescado… No obstante, habrá que complementar su dieta con cereales, principalmente maíz, trigo y soja.

 

Hay quien destaca de esta iniciativa su enfoque ecológico y otros el valor pedagógico que puede tener entre los niños, ya que la mayoría de las familias adoptantes tienen hijos y se les ha suministrado información sobre cómo se debe cuidar a estos animales. 

 

La comunidad de aglomeración de Versalles (especie de mancomunidad que reúne a 19 ciudades, entre ellas Versalles), que se encuentra detrás de esta iniciativa, viene apostando desde el año 2011 por la reducción de residuos a través de su Plan de reducción de residuos locales, en colaboración con la Ademe (Agencia francesa del Medio Ambiente y de la Gestión de la Energía).

 

Etiquetas: animalesecologíanaturalezareciclaje

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar