Un parásito amenaza al lince ibérico

lince-ibericoUn equipo internacional liderado por investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) ha detectado una "elevada diseminación" de Toxoplasma gondii, el parásito que causa la toxoplasmosis en muchas especies, en las áreas donde vive el lince ibérico (Lynx pardinus), incluidos los centros de cría en cautividad.

Este trabajo no es el primero que analiza la seroprevalencia de Toxoplasma gondii en los linces ibéricos, pero sí el más completo. Los investigadores analizaron 129 ejemplares de lince ibérico a través de la técnica de aglutinación modificada (detección de anticuerpos frente a T. gondii a partir de suero de lince ibérico), y detectaron anticuerpos en un 62,8%, es decir, en 81 de los 129 felinos analizados. Además de observar que la seroprevalencia de T. gondii aumenta con la edad de los animales, los resultados muestran la misma seroprevalencia en linces en libertad (un 66,7% de 93 ejemplares) que en los sometidos a cautividad (un 69% de 84 ejemplares).

La toxoplasmosis es una enfermedad zoónosica que afecta sobre todo a las especies de sangre caliente, incluida la especie humana. Los hospedadores definitivos de este parásito son los felinos, únicos animales capaces de excretar los parásitos a través de las heces. Pero los investigadores no han detectado eliminación de estos parásitos "en ninguna de las 58 muestras de heces de lince analizadas"

Etiquetas: biodiversidad

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar