Muestras recogidas en 1901 por el capitán Scott ayudan a estudiar el cambio climático

mar-rossHace 110 años, el explorador británico Robert Falcon Scott llegó a la Antártida y descubrió en el Mar de Ross la región que bautizó con el nombre de Tierra del Rey Eduardo VII. Su recolección de briozoarios, las pequeñas criaturas antárticas que habitan el lecho marino, podría ayudar ahora a los científicos a entender futuros cambios climáticos, según muestra un estudio que publica la revista Current Biology.

De acuerdo con los investigadores, tras comparar las muestras recolectadas por Scott en 1901 y 1911 y durante otras expediciones a lo largo del siglo XX, han detectado un rápido aumento de su crecimiento desde la década de 1990. Este crecimiento súbito podría implicar que, desde esa fecha, los briozoarios estaban absorbiendo más carbono, lo que agrega una pieza a un acertijo científico sobre si las emisiones industriales del gas invernadero dióxido de carbono a la atmósfera podrían ser contrarrestadas por los océanos.

"Es sólo una especie (...) lo siguiente será averiguar si esto es representativo de otros tipos de animales. Si lo es, entonces se está absorbiendo mucho más carbono en los océanos", asegura David Barnes, de la British Antarctic Survey (BAS).

Scott es recordado principalmente por su carrera para ser el primero en alcanzar el Polo Sur. El explorador noruego Roald Amundsen le ganó en 1911, y Scott y sus cuatro hombres murieron trágicamente en su regreso a la costa en enero de 1912. Sin embargo su exploración estuvo lejos de ser un fracaso. ?Ahora sabemos que podemos aprender más de sus dos expediciones de lo que aprendimos de todas las demás", afirmó Barnes.

Etiquetas: cambio climático

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar