Los perros también mueven la cola cuando están tristes

Cuando un perro mueve la cola, solemos interpretarlo como un signo de alegría y felicidad. Un grupo de científicos de la Universidad de Trento (Italia) ha descubierto, sin embargo, que el balanceo de su apéndice también es señal de tristeza y que la diferencia reside en el lado hacia el que se incline el movimiento, siendo la derecha señal de emoción positiva y la izquierda, de negativa.


Para obtener esta conclusión, los expertos estudiaron la reacción de distintos perros ante la visualización de grabaciones de otros perros moviendo la cola. Este sesgo en la oscilación del rabo es difícil de apreciar para la vista humana, pero no para la canina, ya que ellos lo detectan con facilidad. Los resultados revelaron que los perros sufrían un incremento de su ritmo cardiaco y ansiedad al ver a otro perro con la cola ligeramente inclinada hacia la izquierda, ya que lo atribuían a sensaciones negativas tales como encontrarse ante un peligro o amenaza. En cambio, cuando el perro del vídeo inclinaba su cola hacia la derecha, su homónimo permanecía totalmente relajado.


Según el estudio, se trata de un tipo de comunicación no intencionada, derivada del funcionamiento asimétrico del cerebro del can. Así, la cola se inclinaría hacia el lado del hemisferio cerebral activo en ese momento.

Etiquetas: animalesnaturalezapsicología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar