Los mosquitos, muy lejos

Los mosquitos, muy lejosEstá comprobado: si rocías tu cuerpo con un repelente de mosquitos que contenga DEET ningún insecto osará picarte. Pero, ¿qué hace este producto, usado desde hace medio siglo, ahuyente a los mosquitos?

Un equipo de científicos acaba de hallar la respuesta, según publica hoy la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). "Esta sustancia no enmascara el olor de la víctima, ni daña físicamente el olfato de los mosquitos, como se pensaba hasta ahora", explica el químico y entomólogo californiano Walter Leal, coautor del estudio. "Simplemente sucede que para los mosquitos el olor del DEET es muy desagrable", añade.

Para llegar a esta conclusión, Leal y su compañero Zain Syed estudiaron con detenimiento las antenas de los insectos. Y detectaron unas neuronas especializadas en detectar el DEET. "Resulta asombroso que existan células nerviosas encargadas de identificar un compuesto sintético", asegura Syed, que reconoce que repitió el experimento una y otra vez para comprobar que no había ningún error en sus conclusiones.

Los investigadores creen que el descubrimiento ayudará a mantener a los mosquitos totalmente alejados de los humanos. El interés por los repelentes es alto, ya que estos insectos no sólo causan molestas picaduras, sino que también transmiten enfermedades tan graves como el virus del Nilo, la encefalitis de St. Louis o la malaria.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar