Los mayores defectos del cuerpo humano

¿Es eficiente nuestro cuerpo? ¿El diseño de nuestro cuerpo es idóneo en nuestro mundo? Estos son los mayores defectos que encontramos en el cuerpo humano.

Seamos sinceros. El cuerpo humano no es una máquina perfecta, más bien todo lo contrario, un poco desastrosa. Nuestros organismos no muestran en esencia ningún diseño inteligente. Veamos cuáles son nuestras taras (o si no lo son tanto).

 

Según el biólogo evolutivo Matan Shelomi, del Instituto Max Planck de Ecología Química (Alemania), al igual que la mayoría de mamíferos, los seres humanos sudamos para equilibrar nuestra temperatura corporal; sin embargo, los animales no tienen tantas glándulas sudoríparas como nosotros. Así las cosas, somos los termorreguladores menos eficientes en el mundo de los mamíferos, solo igualados por los simios y los caballos, que poseen tantas glándulas sudoríparas, (sobre todo en las axilas), como nosotros.

 

¿Por qué sudamos tanto?  Sudar en exceso no es muy eficiente pero tiene su explicación evolutiva. Los seres humanos sudamos tal cantidad de agua por nuestros parientes evolutivos más cercanos, los primates no humanos.

 

Más cosas. Nuestros párpados. ¿Los párpados nos protegen del polvo? En comparación con los párpados de otros animales, los nuestros dejan mucho que desear. La mayoría de animales tiene dos pares de párpados, uno que mantiene fuera la luz y otro que permite que el ojo esté limpio y seco para poder ver claramente. Patologías como el síndrome de ojo seco y muchos otros problemas oculares no existirían si poseyésemos un mejor diseño de ojo (tampoco necesitaríamos gafas para nadar, por ejemplo).

 

Siguiendo con los ojos, lo cierto es que nuestra visión periférica es bastante... mediocre. Las palomas, por ejemplo, aunque incapaces de ver en 3D, sí que pueden ver prácticamente todo lo que tienen a su alrededor al tener un ojo a cada lado de la cabeza. Está claro que muchos accidentes automovilísticos no tendrían lugar si nuestra visión periférica fuese mejor.

 

Como estos, encontraríamos muchos otros ejemplos de defectos en nuestro organismo pero ya sabemos que la evolución no busca la perfección sino la adaptación. Nuestros defectos, no suelen ponernos en riesgo de muerte y con el paso del tiempo, en el pasado, en el presente y en el futuro, la tecnología permitirá superar los muchos defectos de nuestro cuerpo y extender nuestro alcance.

 

Etiquetas: cuerpo humanonaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar