Los icebergs gigantes fijan el carbono atmosférico

Las grandes masas de hielo flotantes del océano Antártico 'secuestran' el dióxido de carbono, lo que contribuye a reducir el impacto del calentamiento global.

Un equipo de investigadores del Departamento de Geografía de la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido, coordinado por el experto en Ciencias de la Tierra Grant Bigg, ha averiguado que los grandes icebergs que salpican el océano Antártico juegan un papel clave en el ciclo del carbono en esa región. De hecho, algunas de estas estructuras, de más de 18 kilómetros de largo, retienen grandes cantidades de CO2 e impiden que llegue a la atmósfera.

Para ello, han analizado 175 imágenes de satélite entre 2003 y 2013 que muestran los cambios de coloración en el mar cercano a estas masas de hielo. Este fenómeno refleja la actividad del fitoplancton, una comunidad de diminutos organismos acuáticos fotosinténticos que fijan el carbono y constituyen la base de la cadena alimenticia oceánica. Así, han observado que el agua que se derrite de los grandes icebergs, cargada de hierro y otros nutrientes, impulsa aún más de lo que se creía el desarrollo de esos microorganismos, incluso a cientos de kilómetros de distancia.

Hasta ahora, se pensaba que este proceso de fertilización no contribuía especialmente a que el mar retuviera más o menos carbono. No obstante, Bigg y sus colaboradores, que han publicado sus conclusiones en la revista Nature Geoscience, creen que, en realidad, determina el almacenamiento de hasta el 20% de este elemento en todo el océano Antártico.

 

Imagen: Liam Quinn / CC

Etiquetas: cambio climáticoicebergsocéanos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar