Los humanos hemos triplicado los niveles de mercurio en los océanos

Los niveles de mercurio en la superficie del océano se han triplicado desde el comienzo de la Revolución Industrial, y la mano del hombre es la responsable, según afirma tajante un nuevo estudio publicado en la revista Nature.

 

Un equipo de investigadores de la Institución Oceanográfica Woods Hole (EEUU) ha llevado a cabo un estudio basado en mediciones recientes en los océanos Pacífico, Atlántico, Ártico y Antártico que no dejan lugar a dudas: la cantidad de mercurio procedente de la actividad humana desde la época de la Revolución Industrial a la actualidad ha dejado en los mares de la Tierra unos 300 millones de moles de mercurio (con un margen de error de 80 millones de moles), lo que supone un incremento de casi el 150%.

 

Según los científicos, dos terceras partes del mercurio total se concentran a menos de 1.000 metros de profundidad. Este elemento químico con nombre de dios romano es altamente volátil y se dispersa de forma veloz por la atmósfera, acabando finalmente en los océanos. Pero, a pesar de que esto sucede de forma natural mediante erupciones volcánicas o erosión de rocas, la producción de cemento, la combustión del carbón, la extracción de oro, la quema de las basuras... todo ello ha contribuido a alterar ese ciclo normal, llevándonos a la situación actual.

 

Pero, ¿qué efectos tendrá esa acumulación de mercurio en los océanos? El mercurio metílico, el más común en el medio ambiente, es un compuesto orgánico altamente tóxico que puede acumularse en la cadena alimenticia y contaminar así la vida marina.

 

“A pesar de que creemos que el mercurio ha aumentado en el agua de los océanos, no sabemos lo suficiente sobre el proceso de biomagnificación (acumulación de tóxicos en la cadena trófica) para afirmar que en los peces también ha aumentado y que por lo tanto supone un peligro. La hipótesis inicial más lógica es pensar que los peces han seguido el mismo camino que el agua del océano, pero todavía tenemos que probarlo”, afirma Carl Lamborg, líder del estudio.

 

Etiquetas: agua

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar