Los elefantes reconocen la voz y el lenguaje humanos

Los elefantes son capaces de identificar si una persona supone una amenaza para ellos a partir de su voz e incluso de su lenguaje, esto es, pueden diferenciar entre distintos grupos étnicos.

A esta conclusión ha llegado un equipo de científicos de la Universidad de Sussex, en el Reino Unido, tras estudiar los hábitos de varios grupos familiares de estos grandes mamíferos en el Parque Nacional de Amboseli, en Kenia.

 

Karen McComb profesora de Cognición y Comportamiento Animal, que ha coordinado la investigación, señala que “reconocer a los depredadores y evaluar el grado de amenaza que suponen es una habilidad fundamental para muchos animales salvajes. En este sentido, los seres humanos suponen un desafío, pues este varía drásticamente en función del grupo al que pertenezcan”.

 

Para analizar la reacción de los elefantes, se reprodujeron a través de altavoces camuflados las voces de unos masais, un pueblo con el que estos proboscidios suelen tener problemas, pues compiten por el acceso al agua y a los pastos, y de unos kamba.

Estos siguen un modo de vida más sedentario, basado sobre todo en la agricultura, y, en principio, suponen un menor riesgo para los elefantes.

Los expertos observaron que estos animales se agrupaban y su actitud se volvía marcadamente más defensiva cuando escuchaban a los masais, aunque estuviesen diciendo la misma frase que los kamba. Es más, aunque no descuidaban la vigilancia, se relajaban cuando quienes hablaban eran mujeres o niños.

 

 

Según recogen los investigadores en un artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, esto indica que también tienen en cuenta factores como la edad o el sexo. De hecho, cuando los científicos modificaron las voces masculinas para hacer que pareciesen más femeninas o jóvenes, los elefantes siguieron comportándose como si hubiesen sido emitidas por varones adultos.

En opinión de los científicos, esto da entender que identifican el género de un modo fundamentalmente distinto a como lo hacemos los humanos.

Etiquetas: naturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar