Los chimpancés en estado salvaje también beben alcohol

Los chimpancés que viven en libertad no le hacen ascos a un chupito, según un estudio publicado por el Royal Society Open Science. Los investigadores han rastreado el comportamiento de los simios y recopilado datos entre 1995 y 2012 en la localidad de Boussou, en Guinea, cuyos habitantes fabrican vino de palma.

 

Para obtenerlo, recolectan la savia dulce de la rafia, un tipo de palma, pinchando en el árbol para recoger el líquido en un recipiente de plástico. Los aldeanos llevan a cabo esta operación dos veces al día, y con la savia fermentada elaboran el vino. Pues bien, los chimpancés no solo les birlan una parte de la bebida alcohólica, sino que se la toman con “vaso” y todo: mascan unas hojas para doblarlas, y las utilizan para recoger el brebaje y libar de ellas, un método que también emplean para consumir otros líquidos.

 

Este es el primer estudio que demuestra que los primates toman una preparación alcohólica de forma voluntaria y reiterada y viene a confirmar que los grandes simios africanos y los humanos compartimos una mutación genética que nos permite metabolizar eficazmente el alcohol. Para Kimberley Hockings, de la Universidad de Oxford Brookes en el Reino Unido, que ha liderado el estudio, respalda la idea de que el último ancestro común de los grandes simios africanos y de los Homo sapiens no tenía aversión a ingerir líquidos alcohólicos.

 

Durante el periodo en que los investigadores observaron el comportamiento de los monos, constataron que de los 26 chimpancés de Bossou que componen el grupo, 13 consumió la bebida fermentada, que contiene una cantidad de etanol de entre el 3,1% y el 6,9%”, graduación similar a la cerveza. Y claro, algunos mostraron claros “signos de ebriedad”.

 

Etiquetas: alcoholanimalesinteligencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar