Los bonobos son más hábiles de lo que se pensaba

Estos simios son capaces de usar herramientas como los homínidos primitivos.

También te puede interesar: Los chimpancés saben cuándo tienen razón

Generalmente, a los bonobos (Pan paniscis) se les ha considerado menos espabilados que sus parientes chimpancés. Más que por su ingenio y sus recursos, los primeros se han hecho un nombre por su talante pacífico y sus libérrimas costumbres sexuales. Sin embargo, una investigación realizada por Itai Roffman, del Instituto de Evolución en la Universidad de Haifa (Israel), revela que también son capaces de utilizar herramientas como los homínidos primitivos.

 

Tres años antes, Roffman ya había observado que dos ejemplares de bonobo (los hermanos Kanzi y Pan-banisha) criados en un ambiente humano eran capaces de preparar y emplear útiles de piedra para conseguir comida, pero el investigador israelí se propuso observar cómo se comportaban en otros entornos menos condicionados. En este nuevo estudio, que acaba de publicar la revista American Journal of Physical Anthropology, Roffman analizó la conducta de ocho ejemplares del zoo de Wuppertal, en Alemania, así como la de otros siete que vivían en la reserva Bonobo Hope, en Iowa (EE. UU.).

 

El reto al que se enfrentaron ambos grupos era conseguir alimentos que estaban enterrados bajo piedras y huesos de grandes ungulados o en cápsulas de cemento. La respuesta de los bonobos de la reserva no se hizo esperar, siguiendo una secuencia lógica de acciones: primero, quitaron la capa de piedras con sus propias manos y palos; luego, emplearon ramitas para hacer agujeros en el suelo; a continuación, se valieron de ramas más grandes y astas de ciervo para excavar a mayor profundida; y, finalmente, extrajeron la comida con un palo largo a modo de vara y palanca. Para hacerse con el alimento que estaba en la cápsula de cemento, utilizaron las piedras y las cornamentas como si fueran martillos.

 

Es la primera vez que se documenta el uso de herramientas preagrícolas en otra especie que no sean homínidos primitivos, lo acerca evolutivamente a los bonobos al hombre moderno. Según Roffman, los primeros homínidos que emplearon útiles de piedra, madera o hueso lo hicieron acuciados por la escasez de recursos, circunstancia que también empuja a los bonobos a aguzar el ingenio, tal y como demuestra su estudio. Antes, solo se había estudiado el comportamiento de estos simios en su hábitat natural, donde no tenían dificultades para conseguir comida.

 

Por su parte, los bonobos del zoo mostraron una conducta diferente: solo una hembra (Eja) manipuló una rama, afilándola con sus dientes para convertirla en una especie de lanza. Cada vez que Roffman se acercaba, Eja le amenazaba con ella. Tampoco se había visto antes a un simio utilizando armas rudimentarias en contextos sociales de ataque y defensa. Probablemente, conjetura el investigador, en el zoológico era visto como un intruso, a diferencia de lo que ocurría en la reserva.

 

 

Etiquetas: animalescuriosidadesnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar