Los abejorros son muy tiquismiquis con la comida

No comen cualquier cosa. Los abejorros prefieren plantas cuyo polen es más nutritivo. ¡Y saben reconocerlas!

También te puede interesar: La lengua de los abejorros se adapta al cambio climático

Cuando se trata de libar polen de las flores, los  abejorros son animales de paladar exquisito, verdaderos gourmets que no se conforman con cualquier bocado, según una nueva investigación liderada por Christina Grozinger, directora del Centro de Investigación de Polinización de la Universidad Estatal de Pensilvania. Los autores del estudio han comprobado que estos insectos pueden detectar las cualidades nutricionales del polen, lo que les permite elegir lo que comen entre las especies de plantas para optimizar su dieta. El estudio llevado acabo en el laboratorio consistió en introducir a los abejorros en jaulas en las que no había flores. En su lugar, ofrecían a los animales polen fresco de diferentes plantas, y vieron que estos se inclinaban por los que tenían mayor cantidad de nutrientes y una proporción mayor de proteínas y lípidos.

"Las poblaciones de abejorros están decayendo en todo el mundo, supuestamente por una dieta deficiente como uno de los principales factores. Nuestro estudio puede ayudar a identificar especies vegetales que resulten más eficientes para proveerles de una alimentación más nutritiva a base de crear jardines e invernaderos con plantas de polen", dice Grozinger. Los científicos siempre habían creído que los insectos preferían plantas con flores porque les atraía su color, olor, morfología o concentración de néctar. Sin embargo esta nueva investigación prueba que se inclinan por aquellas con mayor valor nutricional. Esto es clave, ya que el polen es la principal fuente de proteínas y lípidos para los abejorros y abejas en general.

Durante el experimento, los investigadores observaron los hábitos alimenticios de los insectos y las plantas que elegían y luego analizaron sus concentraciones de carbohidratos, proteínas y lípidos (grasas). La conclusión fue que se inclinaban por las que tenían mayor índice de proteínas y grasas. Normalmente los abejorros obtienen los hidratos de carbono del néctar, y luego tienen que alimentarse con diferentes especies de polen para obtener la proteínas y lípidos. Las especies que más veces visitaban para libar eran Senna hebecarpa, Tradescantia y Veronicastrum virginicum.
¿Pero cómo logran reconocer aquellas cuyo polen tiene más proteínas y lípidos? Según los autores del estudio, los abejorros obreros, encargados de extraer el polen, prueban la parte exterior del polen, que contiene una sustancia químicamente compleja que incluye aminoácidos y ácidos grasos, con unos receptores que tienen en sus antenas y bocas. Eso les permite escoger los bocados más nutritivos.

 

Etiquetas: alimentaciónanimalesinsectosplantas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar