Lentos pero seguros

Lentos pero segurosLa selección natural favorece a los caracoles con metabolismos más lentos. A esta conclusión han llegado Roberto Nespolo y Paulina Artacho, de la Universidad Austral de Valdivia, tras estudiar a casi un centenar de caracoles de jardín (Helix aspersa) y comparar su tasa metabólica base (SMR), un índice de la energía mínima que necesita un animal para mantenerse con vida.

Los resultados revelan que los caracoles que sobrevivieron durante al menos siete meses tenían el metabolismo un 20% más lento que aquellos de los que sólo quedaba la concha. Según explican Nespolo y Artacho en el último número de la revista Evolution, los caracoles con metabolismos más lentos llevan la delantera porque cuentan con mayores reservas de energía para dedicar a otras actividades, como el crecimiento o la reproducción. De esta forma se ha confirmado una vieja hipótesis biológica que vincula el gasto energético a la esperanza de vida, y que previamente se había intentado probar sin éxito en roedores. Con los caracoles ha sido diferente porque resulta más sencillo seguirles la pista. "Pudimos recuperar a los muertos porque los caracoles dejan el caparazón detrás, y porque no se mueven más que un par de metros por año", explican los autores de la investigación. Ahora sólo les resta averiguar si el metabolismo lento está relacionado también con la parsimonia de los movimientos de estos gasterópodos.

E.Sanz

Etiquetas: longevidad

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar