Las primeras tortugas no tenían caparazón

tortuga-sin-caparazonUn equipo de paleontólogos ha encontrado en China los restos fósiles de un antepasado de las tortugas que se paseaba por nuestro planeta sin caparazón hace 220 millones de años. El animal, coetáneo de los dinosaurios, ha sido bautizado como Odontochelys semitestacea (tortuga con dientes y medio caparazón).

Su hallazgo parece dar respuesta a uno de los mayores misterios de la evolución de los reptiles: cómo se desarrolló el cascarón y el cuerpo de las tortugas. Chun Li, de la Academia China de las Ciencias, explica hoy en la revista Nature que, aunque la especie ancestral no tenía caparazón en su espalda, sí exhibía un plastrón -la parte plana inferior que protege el estómago- totalmente desarrollado. Analizando su estructura han llegado a la conclusión de que el caparazón completo se formó cuando la columna vertebral y las costillas se desarrollaron hacia el exterior, y posteriormente se extendieron hasta fundirse sobre el lomo del animal. El proceso sería similar al que se observa actualmente durante el desarrollo temprano de las modernas crías de tortugas dentro del huevo.

Por otra parte, los paleontólogos sospechan que Odontochelys semitestacea era un animal marino, por lo que necesitaba el plastrón para protegerse de los depredadores mientras nadaba.

El descubrimiento de Odontochelys desplaza a Proganochely, otro reptil diez millones de años más joven encontrado en Alemania al que hasta ahora se consideraba como la "abuela" de todas las tortugas.

Etiquetas: animalesdinosaurios

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar