La soledad provoca estrés en los peces coralinos

Según un estudio australiano, adelgazan cuando se ven aislados de sus congéneres, y eso disminuye sus opciones de supervivencia.

También te puede interesar: Los peces podrían tener emociones y conciencia

Los peces que habitan en los arrecifes de coral se estresan y pierden peso cuando los separan del grupo con el que conviven, y eso disminuye sus posibilidades de supervivencia, según una investigación australiana recientemente publicada en la revista Journal of Experimental Biology.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad James Cook, en el estado australiano de Queensland, se realizó con ejemplares de la especie de las damiselas verdes (Chromis viridis) de la Gran Barrera de Coral, en la isla Lizard.

 

Los científicos capturaron a un grupo de estos peces y aislaron a algunos de ellos del resto, con el objetivo de analizar y entender por qué son tan gregarios y prefieren moverse en cardúmenes (bancos de peces). Para ello, efectuaron una medición de sus tasas metabólicas.

La autora principal del estudio, Lauren Nadler, ha explicado que los ejemplares aislados perdían peso y tenían un ritmo metabólico más elevado; lo que es un indicador de que estaban más estresados que los que continuaban viviendo en grupo. 

"Sospechábamos que para los peces que se mueven en cardúmenes vivir en grupo tenía un efecto calmante. Pero hasta ahora no habíamos podido medir hasta qué punto ese factor era tangible en cada pez”, comentó Nadler. “Los que fueron aislados perdieron peso después de una semana, lo que significa que su estado de salud era menos bueno que el de aquellos que seguían viviendo en grupo", especificó la investigadora.

 

“Los peces están más tranquilos, menos estresados, cuando sus congéneres se encuentran cerca, con un ritmo metabólico un 26% menos elevado que el de los individuos aislados”. ¿Pero qué implica un ritmo metabólico menor? Que necesitan menos energía para sobrevivir y, por tanto, la pueden destinar a otro tipo de cuestiones, como crecer o transmitir sus genes a una siguiente generación.

 

Imagen: Paul Asman y Jill Lenoble vía Wikimedia / CC

Etiquetas: estrésinvestigaciónnaturalezaocéanossoledad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar