La pérdida de sus hábitats amenaza a los felinos del mundo

Casi la mitad de las 36 especies de felinos que viven en estado salvaje en el mundo están amenazadas, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

 

Además, la falta de estudios sobre la pérdida y fragmentación de los hábitats que ocupan, dificulta la implantación de estrategias de conservación eficaces. Por ejemplo, en España, pese a los esfuerzos que se han hecho para proteger al lince ibérico (Lynx pardinus), se producen no pocos atropellos en las carreteras.

 

Es difícil que mejore el estado del felino más amenazado del planeta por las continuas incursiones en su medio natural. Con un hábitat cada vez más reducido y fragmentado el futuro del lince está en entredicho.

 

Para estudiar la situación del lince y otras especies de felinos que viven en estado salvaje, un equipo de científicos brasileños y españoles ha revisado la literatura científica existente sobre la pérdida y fragmentación de sus hábitats, que constituye las principal amenaza para la supervivencia de estos mamíferos.

 

Aunque la producción de trabajos científicos es alta –el pasado enero, por ejemplo, se han publicado unos 60.000 artículos–, los investigadores solo encontraron 162 estudios relativos a las amenazas que sufren los felinos, lo cual es muy negativo, según Francisco Palomares, investigador en el departamento de Biología de la Conservación de la Estación Biológica de Doñana (CSIC). La falta de financiación para la investigación y de comunicación entre gestores e investigadores subyace entre las causas del problema.

 

Norteamérica y Europa generan el mayor número de estudios sobre la pérdida de hábitats en los felinos, pero aun así, se desconoce el alcance real del problema en 16 especies de felinos en peligro de extinción, como el gato andino (Leopardus jacobita), el gato de Borneo (Pardofelis badia), el gato de cabeza plana (Prionailurus planiceps) y el gato pescador (Prionailurus viverrinus).

 

El lince Ibérico es uno de los felinos más estudiados, pero también es el más amenazado, pues se encuentra en estado crítico de extinción, según la lista roja de especies da la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. De acuerdo a la revisión de la literatura científica realizada por los autores del estudio, es una especie modelo y un ejemplo a seguir para evaluar el efecto de la pérdida y fragmentación del hábitat.

 

Para protegerlo hace falta preservar el matorral mediterráneo donde vive y proveerle con buenas poblaciones de conejos, según Palomares. La estrategia de conservación del lince consiste en conectar poblaciones aisladas a través de corredores ecológicos.

 

 

 

Etiquetas: animalesnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar