¡Menudos astronautas!

¡Menudos astronautas!El espacio es el medio más hostil que conocemos. La temperatura es próxima al cero absoluto, en el vacío no hay ni gota de oxígeno y la cantidad de radiación que llega procedente de las estrellas es letal. Por eso los astronautas que se mueven en ese entorno deben protegerse con tupidos trajes espaciales de más de 130 kilos de peso que incorporan capas de materiales reflectantes como Gore-Tex y Nomex, así como un plástico ultrarresistente llamado Kevlar, que evita posibles desgarros o perforaciones producidos por fragmentos de basura espacial.

Pero no todos los seres vivos necesitan tanta protección. Según publica la revista Current Biology en su próximo número, existen unos animales excepcionales que pueden sobrevivir "desnudos" en esas condiciones extremas. Se trata de los tardígrados, también conocidos como osos de agua, unos diminutos invertebrados de 0,1 a 1,5 milímetros de tamaño que viven normalmente en la película de humedad que recubre musgos y helechos, aunque también se han encontrado bajo capas de 5 metros de hielo y a profundidades oceánicas de 6000 metros. Cuando la cosa se pone fea, por ejemplo en casos de sequía extrema, estos animales pueden quedarse en standby, pasando de tener un 85% de agua corporal a sólo un 3%. Y así permanecen el tiempo necesario hasta que la situación mejora y pueden retomar su vida donde la dejaron.

Para comprobar la efectividad de esta táctica en el espacio, Ingemar Jonson y sus colegas mandaron a un grupo de tardígrados al espacio a bordo de la nave FOTON-M3 de la ESA, lanzada en septiembre de 2007, y los expusieron a las duras condiciones del espacio exterior, incluyendo las peligrosas radiaciones ultravioletas hasta 1000 veces más intensas que las que alcanzan la superficie terrestre. Una vez regresaron, los supervivientes no sólo "volvieron a la vida", sino que incluso seguían siendo capaces de reproducirse. "Es un misterio cómo resisten a estas radiaciones, que normalmente destruyen cualquier tejido o célula", aseguran sorprendidos los autores del estudio.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar