Hacer ‘la ola’ para evitar el peligro

¿Quién no ha vivido nunca un simulacro de incendio en el edificio donde trabaja? Al igual que los humanos nos preparamos para posibles situaciones de emergencia futuras, los animales también tienen sus propios mecanismos. Una nueva investigación de la Universidad de Manitoba publicada en la revista Proceedings of the Royal Society B ha descubierto que los perritos de las praderas hacen 'la ola' para comprobar el nivel de atención del resto de integrantes del grupo.

 

“Yo estoy vigilando y atento a ver si viene algún depredador, pero… ¿y si el resto no están atentos? ¡Haré una prueba!”. Eso deben pensar de manera inconsciente los perritos de la praderas, que utilizan a la famosa 'ola' de los eventos deportivos para evaluar la atención del resto de sus compañeros.  

 

Para llegar a esta conclusión los científicos grabaron  a estos roedores y comprobaron que cuando el grupo respondía con la típica 'ola', el ejemplar que la había iniciado pasaba más tiempo buscando comida antes de estirarse hacia arriba de nuevo. Es decir, la reacción de sus compañeros le daba confianza y seguridad para emplear más tiempo y atención en buscar comida.

 

Como explica el propio autor de la investigación, James Hare, "esto encaja perfectamente con el trabajo sobre los primates, incluidos los humanos, que sugiere que las conductas contagiosas - como los bostezos- proporcionan una ventana a la mente de los demás , que evalúan a los otros y permiten entender una mente distinta de la propia".

 

Etiquetas: naturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar