Un pequeño paso para un pez, un gran paso para la evolución

pez-tierraHace 375 millones de años un animal acuático dio los primeros pasos para poblar las tierras emergidas. Era Tiktaalik roseae, una criatura mitad pez y mitad tetrápodo descubierta hace sólo cuatro años e identificada como el "eslabón perdido" entre los animales acuáticos y los terrestres.

Ahora nuevas investigaciones sobre el fósil de este depredador revelan que, para lograr la transición, hubo cambios complejos en el esqueleto que no se limitan a cambiar las aletas por patas. Entre otras cosas, Tiktaalik desarrolló cuello, innecesario para los peces, según publica hoy la revista Nature. Además, a ras de suelo la cabeza tendió a achatarse y el hocico a alargarse. Finalmente, Tiktaalik experimento la reducción gradual de un hueso llamado hyomandíbula que en los peces une el cráneo con el paladar y las escamas pero en los mamíferos, incluído el ser humano, ha evolucionado hasta formar parte del oído medio.

Etiquetas: evolución

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar