Los anfibios podrían volverse inmunes a su principal amenaza

El hongo cythrid es, en opinión de la mayoría de los biólogos, el principal responsable de que cientos de especies de anfibios se encuentren al borde de la extinción.

 

Y es que en pocas décadas, este patógeno, que resulta letal para estos animales, ha provocado su masiva desaparición. Ahora, un equipo de investigadores coordinados por científicos de las universidades de Tampa y el Sur de Florida, en EE. UU., ha revelado en la revista Nature que pueden desarrollar distintos tipos de resistencia a esta amenaza.



Según el biólogo Jason Rohr, que ha coordinado el estudio, “la adquisición de resistencias, ya sean de tipo inmune o relacionadas con el comportamiento, es sumamente importante, pues son la base a partir de la cual se diseñan un tipo especial de campañas de vacunación en las que si se consigue inmunizar a un grupo de ejemplares, es posible llegar a proteger a todos ellos”.



En sus experimentos, estos expertos observaron que tras una sola exposición al hongo, los animales fueron capaces de aprender a evitarlo.

 

Es más, en aquellos casos en los que no podían hacerlo, su respuesta inmune mejoraba, de forma que aumentaba la supervivencia de los anfibios a futuras infecciones. “Hasta ahora, se creía que el cythrid suprimía la respuesta inmune, por lo que era muy dudoso que las ranas y sapos, por ejemplo, pudieran llegar a desarrollar una protección eficaz”, señala Rohr.

 

“No obstante, nuestros resultados apuntan que esto ocurre, y que puede imponerse a los efectos del hongo”. En su opinión, las variaciones en el grado de resistencia adquirida podrían explicar por qué unas poblaciones se ven más afectadas que otras.



“Nuestro ensayo sugiere que para proteger a los anfibios podríamos exponer a un grupo de ellos al hongo ya muerto o a sus antígenos. Una vez que se mostraran resistentes al mismo, sería más fácil reintroducir sus poblaciones incluso en enclaves donde se encontrase el patógeno”, recalca Rohr.

 

“De hecho, un sistema parecido podría emplearse en otros animales que tienen que lidiar con amenazas similares, como murciélagos, abejas o serpientes”.

Etiquetas: naturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar