Encuentran un tiranosaurio que sufrió ataques caníbales de sus congéneres

Muy probablemente, algunas especies de dinosaurios eran caníbales, según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Londres y el Museo Royal Tyrrell de Drumheller, en Alberta (Canadá), que encontraron huellas de mordeduras en huesos fosilizados del cráneo de un Daspletosaurus, perteneciente a la familia de los tiranosaurios.

 

La investigación, publicada en la revista PeerJ, apunta a que el Daspletosaurus no solamente libraba feroces combates con sus congéneres, sino que los supervivientes de las luchas se comían los cadáveres de los muertos. Esto es lo que se deduce del análisis de las mordeduras que presentaban los fósiles. Los autores de la investigación, David Hone y Darren Tanke, estudiaron los restos de un Daspletosaurus que habían sido descubiertos en 1994 en el Dinosaur Provincial Park de Canadá.

 

Una herida sin cicatrizar en el hueso de la mandíbula inferior hace sospechar a los expertos que aquel gran depredador fue devorado después de muerto. Pero lo más importante es que, por las huellas que han quedado, se aprecia que fue víctima de otro Daspletosaurus. Se trata de una interpretación provisional, pero otros investigadores ya habían detectado previamente trazas de canibalismo en otros tiranosaurios.

 

Para David Hone, el animal que han analizado "tuvo obviamente una vida dura y sufrió numerosas heridas en la cabeza, algunas de las cuales debieron ser realmente fatales. El que las causó probablemente era un miembro de la misma especie, lo que apunta a que entre estos dinosaurios había feroces peleas". Los Daspletosaurus están incluidos, al igual que los Tyrannosaurus rex, en la familia de los tiranosaurios, que eran dinosaurios carnívoros con enormes cabezas, cuerpos macizos y brazos cortos. También en el caso del T. rex se hallaron indicios de canibalismo.

Etiquetas: animalesdinosaurios

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar