El zoo de microbios que se esconde en nuestras casas

Esta biodiversidad varía en función de diversos factores, como el lugar geográfico donde esté situada la morada.

Tras analizar el polvo de 1.200 viviendas norteamericanas, un grupo de investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder (Estados Unidos) ha llegado a la conclusión de que, a escala microscópica, proliferan los okupas domésticos.

 

Las muestras procedían de los salientes que se encuentran encima de las puertas, un lugar que solemos descuidar en nuestras tareas de limpieza, por lo que constituyen una especie de reserva natural de microbios. Así han podido confeccionar un censo que arroja los siguientes resultados: como media, nuestros hogares albergan 9.000 tipos diferentes de microorganismos, 7.000 bacterias y 2.000 hongos.

 

De todos modos, esta biodiversidad varía en función de diversos factores, como el lugar geográfico donde esté situada la morada –no es lo mismo, obviamente, un pueblo que una gran ciudad–, el número, edad y sexo de ocupantes humanos o la eventualidad de que estos tengan o no mascota.

 

Entre las bacterias, han encontrado ejemplos de los géneros Staphylococcus y Streptococcus, asociados a la piel humana, pero también Bacteriodes y Faecalibacterium, vinculados a las heces. En cuanto a las especies de hongos, abundaban las de grupos bien conocidos como Aspergillus, Penicillium, Alternaria o Fusarium. Y a diferencia de las bacterias, casi todos ellos suelen colarse en casa en nuestra ropa o cuando abrimos las puertas y las ventanas. Los investigadores lanzan un mensaje de tranquilidad a los aprensivos: casi todos estos vecinos diminutos son inofensivos, y algunos, incluso beneficiosos para nuestra salud.

 

Publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B, el trabajo forma parte de un proyecto de ciencia ciudadana llamado La vida salvaje de nuestros hogares.

Etiquetas: bacteriasbiodiversidadbiologíamicrobiologíamicrobios

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar