El genoma del "pavo de Navidad", secuenciado

genoma-pavoUn equipo internacional de investigadores ha secuenciado y ensamblado más del 90% del genoma del pavo común (Meleagris gallopavo), la cuarta fuente de carne más popular en EEUU. El estudio se publica en el último número de la revista PLoS Biology.

El uso de tecnologías de secuenciación de nueva generación ha permitido que los científicos establecieran de forma rápida y eficaz el primer borrador genético de la especie. La mayoría de los datos del estudio provienen de los diez mayores cromosomas, llamados "macrocromosomas", y quedan pendientes de secuenciar los restantes microcromosomas.

"La secuencia del genoma del pavo proporcionará a los científicos el conocimiento de los genes específicos que regulan la calidad y productividad de la carne, así como la salud y resistencia a las enfermedades, la fertilidad y la reproducción", ha adelantado Rami Dalloul, profesor auxiliar de veterinaria y aves de corral en la Virginia Tech's College of Agriculture and Life Sciences (EE.UU.).

"Una mejor comprensión de la variación genética en esta especie también conducirá al desarrollo de nuevas herramientas que los productores podrán utilizar para criar pavos que presenten una textura deseable, sabor y magrez, lo cual tendrá un impacto directo en los productos de consumo", apuntan los investigadores.

Aplicaciones en biomedicina


La secuencia del genoma también puede aplicarse en el campo biomédico según los expertos. El investigador Ed. Smith, profesor de zoología y aves de corral en el Virginia Tech, está investigando una afección en estas aves similar a la miocardiopatía dilatada humana. Y otros miembros del consorcio como Roger Coulombe, de la Utah State University, y el investigador Reed Kent, de la Universidad de Minnesota (ambas en EEUU), están estudiando los efectos que tienen en los pavos las aflatoxinas, unas sustancias químicas naturales producidas por hongos cancerígenos que suprimen el sistema inmune. El pavo doméstico es la especie conocida más susceptible a las aflatoxinas.

Etiquetas: avesgenética

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar