El estrés de los saltamontes altera los ecosistemas

saltamontesCuando un saltamontes muere estresado, su cuerpo contiene una proporción de carbono-nitrógeno superior a la habitual. Este hecho, aparentemente sin importancia, puede alterar todo un ecosistema, ya que ralentiza el proceso de descomposición de materia orgánica en el suelo, según indica un estudio publicado en Science.

Un equipo internacional de investigadores ha estudiado los cambios metabólicos que se producen en el cuerpo de unos saltamontes americanos (Melanoplus femurrubrum) cuando estos mueren, literalmente, de miedo. Para ello reprodujeron su ambiente natural en pequeñas cajas donde situaron a los animales y, con el objetivo conseguir la percepción del riesgo, pegaron en las paredes diferentes partes de la boca de unas arañas (Pisaurina mira), que son depredadores habituales de los saltamontes. Después del fallecimiento de los asustados animales, los científicos añadieron hojarasca y demás material vegetal muerto, y durante 40 días midieron el proceso de descomposición del mismo. Los resultados revelaron un cambio en la composición de las proteínas de los saltamontes muertos, lo que causaba a su vez un descenso en la velocidad de descomposición del material vegetal.

"El hallazgo permite predecir cómo los diferentes cambios de entorno alteran la fisiología de los animales y, por consiguiente pueden afectar al funcionamiento del ecosistema", ha explicado a SINC Dror Hawlena, científico de la Universidad de Yale (EE UU) y de la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel). Puesto que estos cambios metabólicos que se producen en las presas cuando se encuentran amenazadas son muy frecuentes, los resultados del trabajo indican que los animales pueden modificar de manera importante los ciclos de nutrientes de los ecosistemas.

 

Etiquetas: estrés

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar