El consumo de cannabis por ratonas embarazadas afecta a su prole

El principal componente del cannabis, conocido como THC o delta-9-tetrahidrocannabinol, es también el más potente y piscoactivo.

Pues bien, un experimento llevado a cabo en la Universidad Complutense de Madrid con hembras de ratón embarazadas ha constatado que los efectos de esta sustancia se manifiestan a largo plazo en las crías. Aquellas cuyas madres recibieron varias dosis de THC durante el periodo de gestación la gestación sufrieron alteraciones en su comportamiento motor y una mayor sensibilidad a experimentar convulsiones al llegar a la edad adulta. Esto implica que una exposición durante el embarazo, aunque sea momentánea, a este compuesto del cannabis acaba por producir consecuencias tiempos después.

 

Ismael Galve-Roperh, investigador del Grupo de Señalización por Cannabinoides de la UCM y coordinador del trabajo, que se publica en la revista PNAS, explica que a los dos meses de nacer, momento en que los ratones alcanzan su desarrollo como adultos, estos roedores sufrieron cambios en el comportamiento motor y se les detectó una tendencia a tener convulsiones, como consecuencia de las alteraciones en la diferenciación y conectividad neuronal.

 

Los científicos habían inyectado una dosis moderada de THC (3 miligramos por kilo) a una muestra de población de ratonas embarazadas de doce días. Se les administró THC durante cinco días y se verificó que sus efectos dependían del receptor CB1 (la proteína responsable de la mayoría de efectos de los cannabinoides). Tras el nacimiento de los ratones, se analizaron los cambios neuronales y, dos meses más tarde, se estudió la función motora necesaria para realizar actividades complejas, así como la excitabilidad neuronal (responsable de las convulsiones), comparando los resultados con ratones cuyas madres no habían recibido la dosis del cannabinoide.

 

Aunque el experimento se ha realizado en un modelo animal, los autores de la investigación creen que puede ser un buen indicativo para el organismo humano, pues demuestra claramente que el consumo de cannabis tiene efectos en el embarazo. El siguiente paso de su estudio consistirá en averiguar las implicaciones psiquiátricas que supone la administración de este componente psicoactivo en ratonas gestantes y las consecuencias para sus crías al llegara a la edad adulta en parámetros relacionados con la depresión, la ansiedad o las alteraciones psicóticas.

 

El estudio ha sido realizado en el grupo de la UCM, adscrito al Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED) y al Instituto de Investigación Sanitaria Ramón y Cajal (IRYCIS), con la colaboración de científicos de la Universidad Johannes Gutenberg Mainz (Alemania).

Etiquetas: animalescannabissalud

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar