El cambio climático puede aumentar la gripe aviar

arenaria_El aumento del nivel del mar, el derretimiento de los glaciares, tormentas con lluvia más intensas y el incremento en la frecuencia de las olas de calor son los desarreglos planetarios que suelen venirnos a la mente cuando se menciona el cambio climático. Ahora dos investigadores de la Universidad de Michigan (EE UU) dicen que podría añadirse a la lista un mayor riesgo de transmisión de la gripe aviar en los pájaros silvestres.

Los ecólogos Pejman Rohani y Victoria Brown usaron un modelo matemático para explorar las consecuencias de las interacciones alteradas entre importantes especies de aves de litoral migratorias y los cangrejos herradura (Limulus polyphemus) como resultado del cambio climático. Los científicos encontraron que el cambio climático podría trastornar las interacciones entre el vuelvepiedras común o vuelvepiedras rojizo (Arenaria interpres) y los cangrejos herradura que proporcionan la mayor parte de la alimentación de los pájaros durante su escala anual en la Bahía de Delaware, un amplio estuario del río Delaware.  Estos trastornos podría llevar a un incremento en la tasa de infección de la gripe aviar entre los vuelvepiedras y los patos residentes en la Bahía de Delaware. Dado que este área es un cruce de vías para muchas especies de aves que migran entre los continentes, un incremento en la tasa de infección de la gripe aviar podría ayudar en la propagación de subtipos novedosos del virus de la gripe entre las poblaciones de aves silvestres de América del Norte, según los autores. Sus conclusiones se publican en la revista Biology Letters.

Las aves llegan a la Bahía de Delaware al tiempo que coincida on la disponibilidad de huevos de cangrejos herradura. Brown y Rohani se preguntaron qué ocurriría con los niveles de gripe en los pájaros de la Bahía de Delaware si el cambio climático alterara el ciclo del vuelo migratorio de los vuelvepiedras a la Bahía de Delaware o afectara el tiempo de desove de los cangrejos herradura. Los investigadores encontraron que si los vuelvepiedras comunes llegan a la Bahía de Delaware varias semanas más temprano o más tarde que su actual fecha de llegada en mayo, las tasas de infección con la gripe en las especies aumenta significativamente incrementando asimismo las tasas de infección entre los patos residentes. "No sugerimos que nuestras conclusiones indiquen, necesariamente, un incremento del riesgo para la salud humana", explica Rohani. "Pero cada uno de los virus de de la gripe pandémica que se ha estudiado ha incluido segmentos de virus de la gripe aviar".

Los virus de la gripe aviar normalmente no infectan a los humanos. Sin embargo han ocurrido esporádicas infecciones humanas con virus de la gripe aviar. Desde 2003, por ejemplo, se ha informado de más de 600 casos, incluidas más de 300 muertes, por la infección humana con el altamente patogénico virus A H5N1 de la gripe aviar en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

 

Etiquetas: ecología

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar