El bicho más cafeinómano del mundo

La planta del café usa la cafeína como mecanismo de defensa, ya que es tóxica para la mayoría de insectos. Pero no para la broca del café, cuya extremada tolerancia a dicho alcaloide convierte a este animal en una plaga devastadora.

La cafeína es la sustancia psicoactiva que más se consume en el mundo. Su contenido en un café depende de cómo se prepare y, fundamentalmente, del tipo de grano, ya que incluso dentro de la misma planta puede variar su concentración. En general, un expreso (30 ml) presenta alrededor de 40 mg de cafeína, mientras que un Venti del Starbucks (casi 600 ml) posee más de 400 mg.

Los efectos de la cafeína dependen de la persona en cuestión: aquellos que toman café a diario pueden tolerar mucha más cantidad que los que lo hagan de forma ocasional. Pero ingerir demasiada cafeína puede provocar una gran cantidad de síntomas, la mayoría relacionados con el cerebro y el sistema digestivo. De hecho, alguien puede morir por sobredosis de cafeína, pero tranquilo, para ello es necesario que se tome más de 100 cafés al día.

Existe un insecto que puede reírse de tu tolerancia a la cafeína. Se conoce como la broca del café y su nombre científico es Hypothenemus hampei. Este escarabajo es la criatura más cafeinómana que existe y vive tan tranquilo en las bayas de la planta del café, donde se encuentra cafeína pura a concentraciones letales para la mayoría de insectos y muchos otros animales. Si fueran humanos por un momento, su consumo equivaldría a tomarse más de 200 expresos al día, pero este bicho lo hace todos los días y a todas horas.

El truco de sobrevivir a este estilo de vida reside en sus propias tripas, donde se han encontrado hasta 14 tipos de bacterias, siendo Pseudomonas fulva la más común. Esta bacteria posee un gen responsable de que pueda degradar tan fácilmente la cafeína y sobrevivir únicamente con ella.

Su consumo de cafeína equivaldría a tomarse más de 200 expresos al día

Debido a su pequeño tamaño, estos escarabajos no deberían ser una gran amenaza, pero sin embargo son la plaga de café más grave del mundo y crean enormes problemas a los productores, puesto que van creando túneles en el fruto de la planta de café y poniendo huevos en ella. El ciclo de vida de estos insectos dura entre 24 y 45 días, pudiéndose albergar en la misma planta más de tres generaciones.

Investigaciones realizadas a propósito de las plagas podrían ayudar a encontrar una manera de controlar el insecto, ya no atacándolo directamente con pesticidas, sino apuntando a su microbiota intestinal, por ejemplo, mediante el desarrollo de algún método que altere sus bacterias para que la cafeína les resulte tóxica, igual que lo es para otros insectos.

Etiquetas: animalescafécuriosidadesinsectosplantas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar