Descubren en China los primeros fósiles de melocotón de la Prehistoria

Los dulces y jugosos melocotones que hoy tanto nos gustan eran ya un bocado apreciado y popular antes de que surgieran los humanos modernos.

También te puede interesar: Beneficios del melocotón

Es muy posible que a los Homo erectus, una especie de homínidos extinguidos hace unos 70.000 años, les gustaran los melocotones tanto como a nosotros y los comieran en abundancia. Fósiles de estos frutos de hace 2,5 millones de años han sido descubiertos en el suroeste de China, lo que prueba que las variedades silvestres de melocotón estaban ya implantadas antes de la aparición de los humanos modernos.

 

El hallazgo de ocho frutos fosilizados, bien preservados y de apariencia muy similar a los actuales se debe a un equipo de paleobotánicos de la Universidad de Pensilvania, liderados entre otros por Peter Wilf. Según el estudio que han publicado en Scientific Reports, todo apunta a que los melocotones evolucionaron mediante la selección natural antes de que los humanos domesticaran y cultivaran esta fruta, y ceraran nuevas variedades.

 

Se trata del primer descubrimiento de melocotones fosilizados, y arroja nueva luz sobre su historia evolutiva. Según Peter Wilf, "el melocotón es una pieza importante de la historia de la alimentación de nuestra especie, y merece la pena comprender cómo ha llegado a evolucionar hasta su estado actual.

 

Conocer el origen de nuestros recursos nos permite hacer un mejor uso de ellos". Otro de los responsables del estudio, Tao Su, profesor en Xishuangbanna Tropical Garden, descubrió los fósiles cerca de su casa en Kunming, al suroeste de China, gracias a las obras de construcción de una carretera que sacaron a la luz estratos de roca del Plioceno tardío. Entre los estratos estaban los melocotones. Para Su, es una prueba del origen y evolución de esta fruta, que ya se pensaba que procedía de China, pero hasta ahora no contaba con restos arqueológicos más antiguos de 8.000 años.

 

Nunca se habían hallado ejemplares salvajes, por lo que era difícil rastrear su historia. Esto prueba que algunos animales, probablemente primates, y los primitivos homínidos comieron los frutos y contribuyeron a dispersar sus semillas en tiempos muy antiguos. Tuvieron que pasar miles de años, tras la aparición de los humanos modernos, para que el melocotón fuera domesticado y cultivado.

 

Después los humanos hemos creado nuevas variedades y mayores tamaños, y hemos llevado la fruta por toda China, y a otros muchos países y continentes. "Son los melocotones que vemos hoy el resultado de la hibridación artificial y la agricultura desde la prehistoria, o evolucionaron mediante selección natural?”, se pregunta Wilf. La respuesta es que los dos procesos tuvieron lugar, y que China sigue siendo el origen más probable del melocotón. Es una fruta con gran carga cultural en el país asiático, y con muchos significados: desde símbolo de la inmortalidad para la mitología taoísta a signo de buena suerte y belleza.

Etiquetas: alimentaciónnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar