De los Pirineos a Cádiz, de rama en rama

 

mapa_ardillasBasándose en la creencia de que antiguamente la Península Ibérica estaba tan densamente poblada de árboles que una ardilla podía atravesarla de un extremo a otro sin necesidad de bajar al suelo, diversas ONG y administraciones pretenden recuperar el patrimonio forestal perdido.

En 2011 se puso en marcha el proyecto de la ONG Plantemos el Planeta "Ardilla: Connecting Life", conectará los bosques de España y de Europa a través de varios corredores ecológicos, con el fin de restaurar áreas deforestadas y permitir las migraciones de las especies de fauna y flora entre distintos territorios. El proyecto pretende conectar los bosques del viejo continente como si de carreteras para los animales se tratase. Y es que, para los animales, las grandes autopistas, túneles y puentes son fronteras que provocan el aislamiento de especies y la puesta en peligro de su existencia. Por esta razón, la conectividad entre habitats es de suma importancia para la conservación de la biodiversidad.

Y es que según explicaron los desarrolladores del proyecto, desde Tarifa a la Comunidad Valenciana pasando por Castilla la Mancha, se creará un corredor que llegará hasta Francia. Allí, la oficina nacional francesa de bosques unirá el corredor Mediterráneo hasta Italia para posteriormente unirse con el centro de Europa. Solo en nuestro país, los corredores supondrán más de 4.000 kilómetros de espacio verde.

Hasta el momento la campaña del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente ha conseguido plantar 47 millones de árboles en España, uno por habitante. Sin embargo, gracias a iniciativas como el proyecto "Ardilla: Connecting Life" se busca unificar hábitats de cara a la protección de especies y espacios naturales.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar