Bautizan a dos nuevas especies de hormigas con nombres de Juego de Tronos

Drogon y Viserion, dos de los dragones de la saga, han sido los escogidos.

Pheidole viserion y Pheidole drogon. Así han sido bautizadas las dos nuevas especies de hormigas del género Pheidole que han sido descubiertas en Papúa Nueva Guinea y en las islas Fiyi. El motivo de esta nomenclatura se debe a que las espinas de sus dorsos recordaron a los investigadores a los famosos dragones de Juego de Tronos. El trabajo ha sido publicado en la revista PloS One.

 

El género Pheidole posee más de 1.000 especies repartidas por todo el mundo y, por lo general, las hormigas obreras suelen presentar una mandíbula y una cabeza mucho más grande con respecto a su cuerpo. En este caso, las enormes y características espinas de estas dos nuevas especies, fueron descubiertas gracias a la utilización de una nueva técnica de imagen 3D que permite crear muestras digitalizadas, esto es, la microtomografía.

 

Los científicos emplearon la novedosa técnica de microtomografía de rayos X

Así, en lugar de usar la clásica taxonomía (con fotografías, dibujos y descripciones), los científicos emplearon para identificarlas y nombrarlas la microtomografía de rayos X que permite producir una resolución mucho mayor de objetos tan pequeños como en este caso un par de hormigas.

 

“Este es uno de los primeros estudios en taxonomía que utiliza microtomografía. Si bien este método está ganando popularidad en diferentes campos de la ciencia, su utilidad en taxonomía era desconocida”, explica Evan Economo, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa (OIST) y coautor del trabajo.

 

El examen minucioso de estas imágenes, unidas a las técnicas tradicionales con objeto de crear una muestra digitalizada en tres dimensiones de cada una de las especies descubiertas, reveló que el interior de estas hormigas está repleto de fibras musculares, lo que sugiere que podían ayudarles a soportar el peso de sus grandes cabezas.

 

“Digitalizando la muestra se puede descargar la hormiga virtual en cualquier parte del mundo, realizar las mediciones y exploraciones necesarias y compararla con el espécimen que está tratando de identificar”, aclara Georg Fischer, coautor del estudio.

 

“Con la muestra prácticamente se puede diseccionar el espécimen y examinar su estructura interna”, aclara Economo.

 

Etiquetas: insectosnaturaleza

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar