Así caza el dragón de Komodo

Elena Sanz
El dragón de Komodo de Indonesia es el reptil más grande del mundo y también uno de los más eficaces "asesinos" del reino animal. Investigadores de la Universidad australiana de Melbourne acaban de descubrir que el secreto está en su veneno.

Hasta ahora se pensaba que la mordedura del monstruo de Komodo era infecciosa debido a unas bacterias contenidas en su boca, y que era el ataque de estos gérmenes lo que ponía fin a la vida de sus víctimas. Pero Bryan Fry y su equipo han descartado esta hipótesis tras descubrir glándulas de veneno en el cráneo animal que provocan una severa parálisis a quienes reciben una mordedura del reptil. Analizando el veneno, los científicos han descubierto que actúa dilatando los vasos sanguíneos e impidiendo la coagulación de la sangre, lo que provoca un "shock" en la víctima. Fry examinó también los fósiles de un dragón gigante extinto conocido como Megalania (Varanus prisca) para averiguar si también poseía este tipo de glándulas venenosas. Sus resultados, publicados hoy en la revista PNAS, revelaron que este lagarto de más siete metros de longitud fue uno de los animales venenosos más grandes que ha existido sobre la Tierra.

komodo1Retrato del Dragón de Komodo (Varanus komodoensis), el saurio vivo de mayor tamaño. / Chris Kegelman
Dragón de Komodo La mordedura del monstruo de Komodo es mucho más débil que la del cocodrilo. Pero sus presas mueren desangradas víctimas de un potente veneno anticoagulante. / Chris Kegelman
komodo3 El dragón de Komodo ante una de sus presas, un enorme búfalo. / Chris Kegelman

Etiquetas: veneno

COMENTARIOS