Animales y plantas responden cada vez más rápido al cambio climático

sapo-terremotoUna nueva investigación, llevada a cabo por científicos del Departamento de Biología de la Universidad de York, revela que las especies han respondido al cambio climático hasta tres veces más rápido de lo que se había supuesto. Multitud de especies se han movido hacia los polos, a lugares donde las condiciones son más frías, tres veces más rápido que la tasa calculada con anterioridad  y se han trasladado a altitudes frías antes de lo que se esperaba.

Tras el análisis de datos de más de 2.000 especies animales y vegetales, el equipo de investigación estima que, como promedio, las especies se han trasladado a localizaciones más altas unos 12,2 metros cada diez años (algunas especies hasta unos 17,6 kilómetros por década). Según Chris Thomas, profesor de biología y director del proyecto, "estos cambios son equivalentes a un desplazamiento de animales y plantas -alejándose de la línea del Ecuador- en torno a 20 centímetro por hora, por cada hora del día, para cada día del año en curso". Este fenómeno ha estado sucediendo durante los últimos 40 años y va a continuar, por lo menos, durante el resto de este siglo, según estima el experto.

El estudio, publicado en Science, muestra por primera vez que las especies han avanzado más en las regiones que han sufrido un calentamiento más acentuado. El doctor I-Ching Chen, coautor del estudio, actualmente investigador en la Academia Sínica de Taiwán, afirma que "el calentamiento global está obligando a las especies animales y vegetales a moverse hacia los polos y hacia lugares más altos. Hemos demostrado por vez primera que la cantidad de especies que ha cambiado de situación en una localización determinada se correlaciona con la rapidez con la que el clima ha cambiado en esa región". 

Los investigadores reunieron todos los estudios conocidos sobre cómo las especies han cambiado de localización y llevaron a cabo un 'meta-análisis'. El estudio tuvo en cuenta el rango latitudinal y altitudinal de los cambios en todo el mundo, pero la mayoría de los datos disponibles eran de Europa y América del Norte. Entre las especies consideradas, la investigación incluye aves, mamíferos, reptiles, insectos, arañas y otros invertebrados y plantas.

Algunas especies se han movido mucho más lentamente de lo esperado, otras no se han movido, y algunas incluso han retrocedido. Por el contrario, otras especies se han desplazado mucho y con rapidez, tal vez por ser más sensibles a componentes particulares del cambio climático o debido a otros cambios en el medio ambiente. Por ejemplo, el ruiseñor bastardo, un pequeño pájaro de color marrón, se desplazó hacia el norte de Gran Bretaña unos 150 kilómetros en el mismo período, mientras que el escribano soteño se retiró 120 kilómetros hacia el sur.


Etiquetas: avescambio climático

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar