Amor con tentáculos

Amor con tentáculosLa vida amorosa de los pulpos es más compleja de lo que imaginamos, según acaba de desvelar un equipo de científicos de la Universidad de California en Berkeley. Estudiando el comportamiento de la especie Abdopus aculeatus en su hábitat natural, en Indonesia, los investigadores han comprobado que durante sus devaneos amorosos estos animales coquetean con descaro y se cogen de la "mano" apasionadamente. Además, los machos cefalópodos guardan celosamente las guaridas de sus compañeras sexuales durante días, alejando a los rivales e incluso, si se acercan demasiado, estrangulándolos.

En cuanto a las preferencias sexuales, las féminas más deseadas son las más corpulentas, ya que los machos "buscan a las que van a producir más huevos", según asegura el profesor Roy Caldwell, coautor del estudio que publica la revista Marine biology.

Por otra parte, una vez que alcanzan la madurez sexual los pulpos suelen aparearse varias veces al día. Al fin y al cabo, explica Cadwell, esa es la principal tarea en la vida de estos cefalópodos. La madre pone varios miles de huevos y cuando después de un mes las crías nacen su progenitora muere exhausta. El padre apenas le sobrevive unos cuantos meses más.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar