Nuevo protector solar más efectivo contra los rayos del sol

crema-solar-csicNo tomar el sol en las horas centrales del día, utilizar cremas hidratante tras un día de playa o de piscina y evidentemente echarse protector solar son algunas de las recomendaciones más clásicas cuando llega el verano y el calor aprieta. Ahora en el CSIC han creado una nueva crema protectora todavía más efectiva contra los rayos nocivos del astro rey.

Las primeras cremas solares de la Historia se desarrollaron a finales de los años 60 y su protección se basaba únicamente en los rayos UVB, responsables de eritemas y quemaduras. Años más tarde esta protección básica se amplio hasta cubrir el espectro de los rayos UVA, cuya longitud de onda era ligeramente más amplia que los anteriores y a los que se les acusa de causar el envejecimiento prematuro y de las reacciones alérgicas al Sol. Ahora, un grupo de investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han creado un nuevo filtro solar que también cubre el espectro infrarrojo (aquel cuya longitud de onda es todavía mayor), protegiendo más si cabe la piel.

Esta nueva crema solar se ha creado a base de microesferas de silicio que protegen de los rayos ultravioleta y además bloquean la radiación infrarroja, lo que atenúa el calor que provoca la exposición directa al Sol. La pomada, según han apuntado desde el CSIC, no provoca irritación ni reacción alérgica alguna, además de no dejar un aspecto blanquecino al extenderse.

Protección a los rayos infrarrojos

"Esta nueva fórmula protege también de la radiación infrarroja, que penetra hasta las capas más profundas de la piel, produce envejecimiento cutáneo y puede tener efectos nocivos a largo plazo. Además, al bloquear esta radiación se produce un efecto termorregulador, por lo que se atenúa el calentamiento de la piel" ha explicado Roberto Fenollosa, investigador del CSIC en el Centro de Tecnologías Físicas, una unidad asociada al Instituto de Ciencias de Materiales de Madrid.

Las microesferas con las que se ha creado el nuevo ungüento, tienen un diámetro un millón de veces más pequeño que un metro (micrométricas) lo que evita el riesgo de que penetren en el organismo y provoquen reacciones alérgicas, como ocurre con las partículas nanométricas (mil millones de veces más pequeñas que un metro), como el dióxido de titanio y el óxido de zinc que se utilizan en la actualidad en los protectores solares.

Los creadores de la fórmula han expresado su voluntad de comercializarla en toda España. "Tras patentar la fórmula, ahora esperamos que una empresa quiera producirla a gran escala.", explica Isabelle Rodríguez, de la Universidad Politécnica de Valencia.

 

Y además?

 


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.